Proyecto Educativo

En el Seminario de Lenguas Clásicas queremos poner en práctica un proyecto educativo de inspiración humanista, heredero en lo pedagógico de propuestas renovadoras como las de la Institución Libre de Enseñanza, el movimiento Freinet y la Escuela Moderna y seguidor en su metodología de la enseñanza natural y comunicativa, recuperando la tradición de Erasmo, Vives y Comenio y siguiendo las enseñanzas de los grandes renovadores de la didáctica de lenguas antiguas: William Henry Denham Rouse y Hans Henning Ørberg.
Se trata de una pedagogía basada en la experimentación, el diálogo y el rechazo al autoritarismo: buscar la motivación y la implicación de los alumnos a través del disfrute en el aula, el amor al conocimiento y la solidaridad entre compañeros y el afecto mutuo entre profesor y alumnos. Por ello tomamos como lema del Seminario la conocida sentencia senequista: Non scholae, sed vitae discimus. Es decir: no aprendemos para la escuela (para tener un expediente brillante, o complacer a profesores o padres), sino para la vida, para crecer como personas y que esa formación nos ayude a contribuir en la construcción de una sociedad más justa. De la misma forma nuestra ambición como maestros no es trasmitir conocimientos que solo sirvan para superar exámenes, sino acompañar a nuestras alumnas y alumnos en su proceso de aprendizaje, orientarles, ayudarles y motivarles y, sobre todo, disfrutar y aprender con ellos.